Prevención de cáncer de mamas



La mujer hace especial cuidado de su salud brindando atención a diferentes partes de su cuerpo.

 

El cáncer de la mama ha sido estudiado en profundidad y la medicina moderna le ofrece a la mujer la posibilidad de prevenirlo mediante un diagnóstico precoz.

Toda mujer está expuesta a sufrir un cáncer de mama por lo que la única forma de estar bien es asegurándose el control anual.

En la mujer joven, entre 20 y 35 años, se indica un autoexamen mensual y por el médico cada vez que concurre a un control; debe consultar de inmediato al notar alguna anormalidad en sus mamas. Hay que tener en cuenta que el 90% de los cánceres de mamas son diagnosticados por las propias pacientes.

Entre las mujeres de 35 a 40 años debe realizarse por lo menos un estudio cada año, mediante mamografías para conocer el estado de sus mamas.

A partir de los 40 años el control debe ser anual, médico y mamográfico.

Además de la edad existen otros factores de riesgo que debe conocer la mujer y evaluar el médico.

Factores a tener en cuenta:

* Vincular la frecuencia de controles con la edad de riesgo (a partir de los 30 años).
* Tener madre o hermana con antecedentes de cáncer de mama.
* Haber tenido un cáncer en uno de los senos.
* Toda mujer debe realizarse un autoexamen, el mismo consiste en:
 - Palpación de sus glándulas.
 - Palpación de alguna dureza.


Inspección de la mama: cambio de color o del tamaño, aparición  de deformidades en las mamas, en el pezón o en la areola (secreción por el pezón).

Se recomienda a partir de los 30 años hacerse una mamografía; es le método ideal para realizar el diagnóstico precoz del cáncer de mama con todos los beneficios que ella trae. Solo exige entre 15 y 20 minutos para su realización. El especialista determina la necesidad o no de realizar otras mamografías más específicas: focalizadas o ampliadas que son tan inocuas como las anteriores.

El buen uso de la mamografía y realizada con aparatos de última tecnología ha permitido disminuir más de un 50% la tasa de mortalidad por cáncer de mama (o bien poner la prevención precoz del cáncer de mamas).

Hay que tener en cuenta que el cáncer del seno es uno de los cánceres más comunes. La detección temprana mejora las posibilidades de cura y supervivencia.

Los auto-exámenes regulares y las mamografías son muy importantes.

Las opciones de tratamiento, incluyendo las cirugías, están disponibles hoy día.

La perspectiva actual del futuro para la mujer con cáncer del seno está mejor que nunca.





Desarrollado por